martes, 14 de enero de 2020

Conociendo a la sin par rata topo

Una de las cosas más grandes que tiene la Biología es que, cuando crees que lo has visto todo, la Naturaleza se encarga de seguir sorprendiéndote. Estaréis de acuerdo con nosotros cuando os presentemos a un animal absolutamente único, y en muchos sentidos. Hoy vais a conocer a la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber), cuya foto tenéis a la derecha.

Ya os habréis dado cuenta de que no es el animal más "mono" y achuchable del mundo. A la pobrecita le tocó lo que le tocó cuando repartieron las apariencias, pero lejos de sentirse acomplejada, es a nosotros los que nos deja acomplejados cuando leemos un poco más acerca de sus costumbres y capacidades, algunas de las cuales son casi "superpoderes". ¿Listos?

La rata topo es originaria del cuerno de África. Habita en madrigueras de hasta 4 kilómetros de longitud, y se alimenta de raíces y tubérculos. Es el único mamífero de sangre fría. Regula su temperatura desplazándose a lugares más cálidos o frescos de sus madrigueras, o apiñándose juntas para darse calor.

Pueden aguantar hasta 18 minutos sin oxígeno en el cerebro, y hasta unas cinco horas en lugares con contenidos mínimos de aire ¡Nuestro cerebro empieza a sufrir daños después de un minuto sin oxígeno! Parece ser que esta capacidad se debe a una inusual modificación en su metabolismo: sus células cerebrales, en lugar de consumir glucosa, consumen fructosa, como los vegetales.

Tiene un sistema social similar al de hormigas y abejas, formando grandes colonias en los que cada individuo tiene un papel definido, colaborando en el cuidado de las crías y con una hembra en el papel de "rata reina". El resto de las hembras son "trabajadoras" con el sistema reproductor atrofiado a causa de las emanaciones de la orina de la rata reina. En cada colonia hay entre uno y tres machos "consortes".

Muestran una resistencia increíble al desarrollo de tumores, incluso después de ser bombardeadas con radiación o expuestas a otros mutágenos. Es más, ratas topo inyectadas con células tumorales en laboratorio han conseguido anular su actividad.





Un ratón típico puede tener una vida de unos tres años, pero las ratas topo pueden alcanzar los 30 años (diez veces más ¡Echa las cuentas para un humano!). Pero es que no solo tienen una longevidad mayor, sino que no sufren envejecimiento: su cuerpos mantienen las habilidades de un individuo adulto durante toda su vida ¡Incluso la capacidad de reproducción! Y es que los estudios apuntan a que sus células tienen una capacidad inusual para reparar su propio ADN.

Y para los fans y amigos de las curiosidades, hay una rata topo que ha dado el salto a la gran pantalla como Rufus, en la serie de dibujos "Kim Possible" ¡Ahí queda eso!