domingo, 29 de marzo de 2020

Él también se queda en casa

Seguramente ya sabíais que los cangrejos ermitaños acostumbran a buscarse conchas de otros animales para protegerse, pero ¿a que nunca habíais visto a uno en el momento de hacer la mudanza? Pues aquí lo tenéis.

Él, como todos los demás en estos días ¡se queda en casa!









domingo, 22 de marzo de 2020

¡Física en casa!

A veces, en la cocina, hay que calentar mucho algunas cosas pero sin que lleguen a hervir. Esto podría ser un problema, si no fuera porque la Física viene a echarnos una mano, con la técnica que en cocina se llama "calentar al baño María". Seguro que lo has oído alguna vez.

¿Cómo funciona el "baño María"? Colocamos una cacerola con agua en el fuego (o la vitro) y, dentro del cazo ponemos lo que queremos calentar; por ejemplo, un bote de confitura. Cuando el agua alcance los 100ºC empezará a hervir, pasando su calor al recipiente interior, pero éste no se calentará nunca más allá de los 100ºC ¡por una curiosa propiedad de los cambios de estado! Mientras está sucediendo el paso de agua líquida a vapor de agua, la temperatura se mantiene constante. Es decir, tendría que evaporarse todo el agua y el recipiente estar rodeado por vapor a más de 100ºC para que su contenido (el del recipiente de dentro) comenzará a su vez a hervir. Pero claro, eso no tiene por qué pasar mientras nosotros sigamos añadiendo agua...

Esta propiedad de aumento de calor sin subir la temperatura durante los cambios de estado se cumple para todas las sustancias y en todos los cambios (también de sólido a líquido, y viceversa). Puedes hacer la prueba en casa si tienes un termómetro apropiado. ¡Qué cosas tiene la ciencia!



jueves, 19 de marzo de 2020

Pero... ¿qué es un coronavirus?

Es la palabra más dicha en estos días, qué duda cabe. Pero ¿sabes realmente qué es un coronavirus? Hoy os lo vamos a explicar para que entendáis a qué se están enfrentando tantos países en estos momentos.

Primero tenemos que entender qué es un virus. Aunque mucha gente cree que es otro microorganismo más, o acostumbremos a hablar de ellos como "bichos" (o los pintemos con colmillos y expresión siniestra) un virus ni siquiera es un ser vivo. No se nutre, no se relaciona y reproducirse - lo único que hace - solo puede llevarlo a cabo parasitando a otras células. En resumen, un virus no es más que un fragmento de ácido nucleico (ADN o ARN) con información genética, rodeado por un estuche de proteínas y (solo algunos) una especie de membrana de lípidos parecida a la que tienen nuestras propias células. Como no son bacterias, los antibióticos son totalmente inefectivos contra ellos ¡Tomad nota!

Se pueden clasificar según el tipo de material genético que tengan - ADN o ARN - o bien según la forma de la vaina de proteínas y su composición, o según su forma de actuación. Nuestro indeseado protagonista, por ejemplo, tiene ácido ribonucleico (ARN) por material genético, y una cubierta lipídica con proteínas sobresalientes que le dan ese aspecto de "corona". Miden unos 140 nanometros; para que te hagas una idea, un nanometro sería coger un milímetro de una regla y dividirlo en mil millones de partes iguales, así que intenta imaginar lo pequeño que es un coronavirus.

Aquí tenéis una foto al natural del famoso COVID-19 (tomada de excelsior.com)

El coronavirus puede viajar en las minúsculas gotitas de agua que se expulsan al toser o estornudar una persona infectada. Si estas gotas entran en contacto con los ojos o la mucosa nasal o bucal de otra persona, el virus viaja hasta las células respiratorias y entra en ellas. Una vez dentro, para que nos entendamos, el virus "secuestra" el metabolismo celular, de tal forma que, en vez de hacer sus procesos habituales, se dedica a crear más y más copias del virus, que luego abandonan la célula para seguir infectando. De nuevo repetimos: ¡el virus no es un "bicho" vivo ni mucho menos una especie de alienígena que "quiera" hacer esto, del mismo modo que un pegote de tinta no "quiere" manchar nuestra camiseta!

Estos días más que nunca es importante que sigáis siempre las indicaciones de las autoridades sanitarias y, si queréis información, acudáis a fuentes fiables, como páginas médicas (contrastando la información con otras, que hay muchas webs que intentan hacerse pasar por entendidas). Sobre todo, ignorad toda esa pseudoinformación que circula por las redes sociales, aunque afirmen venir de personas que conocen a alguien que trabaja en... Por lo menos, una vez más, contrastad toda la información antes de lanzaros a comprar cualquier remedio milagroso o tomar cualquier medida peregrina. En los tiempos en los que estamos, es vital mantener una actitud científica y un ánimo calmado, centrado y crítico.





lunes, 2 de marzo de 2020

Un crustáceo muy heavy

Ojo al dato: se ha descubierto una nueva especie de crustáceo, en los fondos marinos situados entre Hawai y México. Al margen de lo sorprendente que es siempre un acontecimiento así, lo curioso es que su descubridor, el doctor Torben Riehl, del instituto Senckenberg de Frankfurt la ha nombrado como Macrostylis metallicola en honor de su grupo de rock favorito. ¡Qué heavy!


Cuatro vistas de Macrostylis metallicola. Qué guapo


El bichito vive entre 4000 y 5000 metros de profundidad, a presiones de más de 400 atmósferas. Mide unos 6,5 milímetros de largo, y como muchas criaturas abisales carece de ojos y su cuerpo es completamente transparente. Habita en zonas en las que se forman nódulos de manganeso, cobalto, níquel, cobre y tierras raras. Un ecosistema realmente peculiar, que nos muestra una vez más lo poco que conocemos de los fondos de nuestro planeta...



Y esta la versión artística. Estamos esperando el disco




lunes, 17 de febrero de 2020

Plantas con mucha marcha

Tendemos a pensar que las plantas son algo bastante inmóvil. Crecen, quietas, siempre en el mismo sitio, como el decorado de una obra de teatro. Como mucho, si nos fijamos en alguna después de cierto tiempo, nos damos cuenta de que ha crecido o tiene hojas nuevas, o le han salido flores... Pero en el fondo siempre tenemos en la cabeza esa idea de "inmovilidad".

Nada más lejos de la verdad. Lo único que pasa es que las plantas se mueven a otro ritmo. Su ritmo. Como podéis ver en los vídeos de más abajo, cuando las grabamos y pasamos el resultado a cámara rápida (¡sobre todo en el de los brotes de viña!) el resultado es sorprendente. Si las viésemos habitualmente así, seguro que no pensábamos que permanecen quietas ¡Es muy probable que no quisiéramos acercarnos a algunas por si nos agarraban! Lo que pasa es que ellas se mueven mucho más despacio que nosotros, a cámara muy lenta (o nosotros a cámara muy rápida, es cuestión de perspectiva).











Estos movimientos que aparecen en los vídeos son tropismos, ya que son lentos y siempre siguen un estímulo constante. En el primero, hablamos de un geotropismo positivo: la raíz se desarrolla a favor de la gravedad. En el segundo, se trata de tigmotropismo positivo, ya que la planta cambia su patrón de crecimiento en cuanto toca algo que le sirve de guía para trepar. Existen movimientos más rápidos que responden a estímulos puntuales, como sucede con la mimosa (Mimosa pudica), a la que, en otro de nuestros blogs, ya dedicamos una entrada.

¡Menuda marcha hay en el reino vegetal! Solo hay que saber entender su ritmo...




viernes, 14 de febrero de 2020

Besos por San Valentín





Con esta imagen tan coqueta, Mamá Naturaleza nos desea a todos feliz San Valentín. Se trata de una curiosísima flor llamada, por motivos obvios, la flor del beso, y su nombre científico es Psychotria elata. Puede encontrarse en zonas de selva de Centroamérica y América del Sur, y en realidad lo que vemos no es la flor, sino unas brácteas que se encargan de proteger la verdadera flor, en el interior de esos "labios" tan llamativos. Como las flores son pequeñas y blancas, bastante discretas, son estas hojas modificadas las que se encargan de atraer polinizadores, sobre todo colibríes y mariposas.



martes, 21 de enero de 2020

Materiales para Geología

No paramos de crear materiales con los que hacer más amenas nuestras clases - en este caso, de Geología - y que luego compartimos con vosotros. En este caso os traemos una bonita columna estratigráfica con todos sus detalles de biofacies y paleoambiente. Si queréis saber cómo se hacen, podéis verlo explicado en nuestro blog "El Gabinete de Linneo".








martes, 14 de enero de 2020

Conociendo a la sin par rata topo

Una de las cosas más grandes que tiene la Biología es que, cuando crees que lo has visto todo, la Naturaleza se encarga de seguir sorprendiéndote. Estaréis de acuerdo con nosotros cuando os presentemos a un animal absolutamente único, y en muchos sentidos. Hoy vais a conocer a la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber), cuya foto tenéis a la derecha.

Ya os habréis dado cuenta de que no es el animal más "mono" y achuchable del mundo. A la pobrecita le tocó lo que le tocó cuando repartieron las apariencias, pero lejos de sentirse acomplejada, es a nosotros los que nos deja acomplejados cuando leemos un poco más acerca de sus costumbres y capacidades, algunas de las cuales son casi "superpoderes". ¿Listos?

La rata topo es originaria del cuerno de África. Habita en madrigueras de hasta 4 kilómetros de longitud, y se alimenta de raíces y tubérculos. Es el único mamífero de sangre fría. Regula su temperatura desplazándose a lugares más cálidos o frescos de sus madrigueras, o apiñándose juntas para darse calor.

Pueden aguantar hasta 18 minutos sin oxígeno en el cerebro, y hasta unas cinco horas en lugares con contenidos mínimos de aire ¡Nuestro cerebro empieza a sufrir daños después de un minuto sin oxígeno! Parece ser que esta capacidad se debe a una inusual modificación en su metabolismo: sus células cerebrales, en lugar de consumir glucosa, consumen fructosa, como los vegetales.

Tiene un sistema social similar al de hormigas y abejas, formando grandes colonias en los que cada individuo tiene un papel definido, colaborando en el cuidado de las crías y con una hembra en el papel de "rata reina". El resto de las hembras son "trabajadoras" con el sistema reproductor atrofiado a causa de las emanaciones de la orina de la rata reina. En cada colonia hay entre uno y tres machos "consortes".

Muestran una resistencia increíble al desarrollo de tumores, incluso después de ser bombardeadas con radiación o expuestas a otros mutágenos. Es más, ratas topo inyectadas con células tumorales en laboratorio han conseguido anular su actividad.





Un ratón típico puede tener una vida de unos tres años, pero las ratas topo pueden alcanzar los 30 años (diez veces más ¡Echa las cuentas para un humano!). Pero es que no solo tienen una longevidad mayor, sino que no sufren envejecimiento: su cuerpos mantienen las habilidades de un individuo adulto durante toda su vida ¡Incluso la capacidad de reproducción! Y es que los estudios apuntan a que sus células tienen una capacidad inusual para reparar su propio ADN.

Y para los fans y amigos de las curiosidades, hay una rata topo que ha dado el salto a la gran pantalla como Rufus, en la serie de dibujos "Kim Possible" ¡Ahí queda eso!