domingo, 22 de marzo de 2020

¡Física en casa!

A veces, en la cocina, hay que calentar mucho algunas cosas pero sin que lleguen a hervir. Esto podría ser un problema, si no fuera porque la Física viene a echarnos una mano, con la técnica que en cocina se llama "calentar al baño María". Seguro que lo has oído alguna vez.

¿Cómo funciona el "baño María"? Colocamos una cacerola con agua en el fuego (o la vitro) y, dentro del cazo ponemos lo que queremos calentar; por ejemplo, un bote de confitura. Cuando el agua alcance los 100ºC empezará a hervir, pasando su calor al recipiente interior, pero éste no se calentará nunca más allá de los 100ºC ¡por una curiosa propiedad de los cambios de estado! Mientras está sucediendo el paso de agua líquida a vapor de agua, la temperatura se mantiene constante. Es decir, tendría que evaporarse todo el agua y el recipiente estar rodeado por vapor a más de 100ºC para que su contenido (el del recipiente de dentro) comenzará a su vez a hervir. Pero claro, eso no tiene por qué pasar mientras nosotros sigamos añadiendo agua...

Esta propiedad de aumento de calor sin subir la temperatura durante los cambios de estado se cumple para todas las sustancias y en todos los cambios (también de sólido a líquido, y viceversa). Puedes hacer la prueba en casa si tienes un termómetro apropiado. ¡Qué cosas tiene la ciencia!



No hay comentarios:

Publicar un comentario