viernes, 14 de enero de 2022

Un ejemplo para todos



Esta memorable foto corresponde a un joven (de nombre Tawy Zoé) de la etnia Zoé, en la Amazonia Brasileña, que cargó con su padre (Wahu Zoé) durante seis horas, atravesando bosques y colinas y terreno abrupto, para llevarlo hasta el punto de vacunación contra la Covid más cercano. A uno se le ponen los pelos como escarpias ante esta escena, que merece ser recordada en el futuro como uno de esos hitos en la historia de la fotografía. Fue realizada, por cierto, por el neurocirujano Erik Jennings.

Y debe hacernos reflexionar. Mientras algunos deportistas antivacunas se creen con derecho a saltarse las leyes de un país por ser quienes son, y basando toda su actitud en argumentos irracionales y peligrosos, hay quien hace lo que haga falta hacer para proteger a sus mayores. En el gesto del joven Tawy está escrita toda la nobleza, todo el estoicismo, todo el espíritu de sacrificio necesario para capear los obstáculos. Mientras tanto, en el primer mundo, unas cuantas muchedumbres de irracionales lloriquean porque no quieren ponerse una mascarilla o ponerse un pinchazo o porque no les dejan hacer botellón para emborracharse en las calles.

En esta imagen de Erik Jennings está toda una declaración ética: si el fuerte ayuda al débil, si estamos dispuestos a aceptar sacrificios necesarios no con resignación, sino con voluntad, este sería un mundo mejor. 



martes, 11 de enero de 2022

Trasplante histórico


(infobae.com)


Se ha llevado a cabo en Estados Unidos una operación de trasplante de órganos que podría resultar un punto de inflexión en este tipo de cirugías, así como un importante avance frente al problema de la disponibilidad de órganos. Se trata de una persona de 57 años que padecía una enfermedad cardiaca potencialmente incurable, y a la que le ha sido trasplantado el corazón de un cerdo genéticamente modificado. Pasado el periodo crítico en observación, el hospital dio la noticia ayer lunes.

La práctica del xenotrasplante (el utilizar órganos de especies diferentes a la humana) debe enfrentarse a la barrera del rechazo por parte del sistema inmunitario del paciente. Si ya hay problemas para encontrar un individuo humano compatible, conseguir que un órgano de otra especie (aunque sea una tan genéticamente cercana como el cerdo) es algo serio. Sin embargo, parece que las modificaciones genéticas realizadas han obviado ese problema en este caso. Es aún pronto para lanzar las campanas al vuelo, pero si esta técnica sigue avanzando, podría ser el primer paso para aumentar la disponibilidad de órganos para personas que los necesiten. Más detalles de la noticia en esta página.




domingo, 9 de enero de 2022

¡Tercera dosis conseguida!



Cada vez lo tienen peor los negacionistas para mantener su postura. Son miles de millones las personas que se han vacunado ya en todo el mundo, y no está habiendo muertes masivas, ni nos estamos imantando ni nos están controlando con el 5G (aunque gracias a él estamos teniendo mejor conectividad con los móviles). Tampoco tienen grafeno ni ninguna otra sustancia rara. Se siente, pero las pruebas son tan abrumadoras que, seguir manteniendo una postura negacionista (como hace algún que otro deportista), es de todo punto absurdo e irracional. Ya lo hemos dicho alguna otra vez: no es una cuestión de libertad, como no es una cuestión de arrebatar libertades que no te dejen conducir a ciento veinte en una población o echar veneno en un depósito de agua.

Tampoco pueden seguir con el cuento de que la vacuna no protege del todo, porque ningún científico ha dicho eso en ningún momento. Esa clase de afirmaciones es una pataleta infantil que revela un profundo desconocimiento de cómo funciona cualquier vacuna. Las vacunas protegen en el sentido de que si el virus entra en tu cuerpo, los síntomas que padecerás (salvo que haya alguna otra complicación respiratoria, por ejemplo) serán mucho más leves, en lugar de verte entubado en la UCI y colapsando el sistema sanitario. El periodista Mauricio Schwarz lo explica a las mil maravillas en este vídeo.




No, señores negacionistas. Empeñarse en una postura perdida e indefendible es ridículo y peligroso, tanto para ustedes como para los demás. Infórmense y rectifiquen, que rectificar es de sabios. La ignorancia no es pecado, pero obstinarse en ella cuando eso pone en juego la salud y las vidas de otros, eso es más que pecado: es delito, o crimen, en el caso de que le cueste la vida a alguien. Las vacunas están salvando millones de vidas desde que Edward Jenner descubriera la primera. Eso es un hecho, y negarlo es tan idiota como negar que el Sol saldrá mañana.


Ah, y si os gusta la camiseta que llevo con el lema "La Ciencia salva vidas, el negacionismo no", podéis descargaros gratis el modelo en nuestro blog de Sol Oscuro, junto con otros modelos igual de chulos. Ahí lo dejamos ;)