domingo, 25 de julio de 2021

Esto es lo último...

Paseando por la ciudad hoy, esto es lo que nos hemos encontrado: 



Esto es de traca. Uno no sabe ya si reír o llorar. No nos vamos a molestar en desmontar por enésima vez la patraña de las "vacunas magnéticas": aquí os dejamos un vídeo que lo explica muy bien, pero si hurgáis un poco, encontraréis más. Por no decir que basta un poco de sentido común.




Porque vamos a ver, señores antivacunas: voy a hacer un intenso ejercicio de suspensión de la incredulidad e imaginaré que en efecto, las vacunas forman parte de un malvado plan para colocar imanes a los ciudadanos. ¿Quiere alguien explicarme para qué #@%$ sirve eso? ¿Para que podamos colocarnos chapitas en el brazo? ¿Para sujetarnos a la nevera? Y por favor, que nadie mencione el 5G, que no consiste más que ampliar el ancho de banda - ya existente - para enviar con más facilidad los datos.

Es el equivalente a la chifladura que surgió en su momento de que las vacunas iban a matar a la gente. ¿En serio alguien cree que los gobiernos y las empresas quieren matar masivamente votantes y clientes? De nuevo, que nadie mencione la incredulidad inicial que había respecto al holocausto nazi. Aquello fue una espantosa matanza con fines racistas. Que yo sepa, las autoridades sanitarias no han dicho que la vacuna esté destinada solo a un grupo étnico o minoría. Curiosamente, los conspiranoicos cambiaron esta primera versión a toda la farándula de imanes, 5G, metales pesados, chips y similares cuando vieron que, de hecho, la gente no se moría con la vacuna, y que de hecho la curva de muertes ha experimentado un descenso irrefutable, a pesar de que algún iluminado afirme que "se muere más gente por la vacuna que sin ella". Por cierto, estamos ya con doble dosis de vacuna y aún no hemos experimentado ningún fenómeno magnético. Qué cosas. Será porque Bill Gates está manipulando nuestra percepción a través de un chip que resulta imposible que se inocule a través de una aguja hipodérmica demasiado fina...

No, señores antivacunas. Si yo afirmo que las fresas no son azules, no soy un negacionista; me limito a realizar una afirmación sobre un hecho, del mismo modo que si ustedes dijeran que las farolas son incapaces de hablar. Negacionista es aquel que se obstina en negar hechos fácticos como el hecho de que la Tierra es un esferoide, el coronavirus existe y se ha aislado, y las vacunas han salvado a un número incontable de personas desde que Edward Jenner desarrolló la primera en el siglo XIX. Negar un hecho fáctico o con muchas evidencias sin esgrimir pruebas mejores, es ser negacionista. Negar una afirmación estúpida es solo cuestión de sentido común.




sábado, 24 de julio de 2021

Hay que tomarse las cosas con filosofía...


 

Este es uno de esos libros que cuando lo ves por primera vez en una tienda sabes que acabarás leyendo sí o sí. Nosotros hemos tenido la suerte en encontrarlo en la biblioteca de nuestro barrio, y nos lo hemos "merendado" en tres días. Su título no engaña a nadie: se trata de una serie de ensayos breves de filosofía que cogen ejemplos surtidos de los capítulos de la famosa serie: ¿puede aneseñarnos algo de ética la conducta de Homer? ¿Es Marge aristotélica sin saberlo? ¿Se habrían llevado bien Bart y Niertzsche? ¿Es Lisa un reflejo del antiintelectualismo estadounidense? Estás sesudas preguntas y muchas más, protagonizadas por Moe, el jefe Wiggum, el alcalde Quimby o el señor Burns son las que llenan las páginas de este libro.

Sin embargo, hay algo que tenemos que añadir en nuestra opinión personal. Los ensayos del libro pertenecen a autores variados, y por eso es inevitable que no todos tengan el mismo ritmo ameno. A nuestro juicio, hay un par de capítulos cuyo aire, lejos de ser divulgativo, se nota demasiado académico, y por lo tanto más pesados de entender y digerir. Pero que eso no os eche para atrás: hay mucho que disfrutar y aprender con este libro, recordando cosas del instituto o aprendiendo otras nuevas. Y todo ello de mano de la familia disfuncional más popular de América (con permiso de Peter Griffin).




miércoles, 21 de julio de 2021

Las cosas claras: MMS = CDS = Lejía

Pedazo de programa informativo que hubo anoche en "Todo es verdad", informando sobre el negocio pseudocientífico organizado alrededor del MMS (al que ahora también llaman CDS, por eso de que el MMS se ha declarado ilegal y si le cambiamos el nombre, mejor). Desmontan todo el tinglado, grabando un supuesto "laboratorio" (en serio, hay que verlo) donde se fabrica la milagrosa lejía y hablando con varios médicos, inmunólogos y bioquímicos. Una labor periodística loable en estos tiempos de pseudoinformación, bulos y negacionismos, tan peligrosos para la salud pública de todos nosotros.





El programa (que lamentablemente debería tener un horario de mayor audiencia) se puede ver completo en este enlace, y merece la pena desde el principio hasta el final. Os lo recomendamos encarecidamente, sobre todo si tenéis dudas acerca de las vacunas o si habéis oído algo de esta panda de estafadores que se aprovechan de la desesperación humana para lucrarse (¡una botella de la lejía que venden puede llegar a costar 80 euros el litro!). Y por favor, antes que escuchar las bestialidades de cantantes iluminados, consultad con los verdaderos profesionales, que son los que están luchando para salvarnos de esta pandemia, mal que les pese a los fanáticos.